domingo, 14 de marzo de 2010

Decía Delibes



Delibes decía que caminar temprano por la mañana en el campo era como estrenar de nuevo la Creación. Una frase perfecta para quien pudo ser premio Nobel de haber nacido en una país surafricano o caribeño, minúsculo y exótico. Miguel Delibes, sin embargo, era español. Tal vez a la generación siguiente, por el camino que vamos, ya seamos caribeños y a alguno de por aquí le vuelvan a dar el Nobel.

Delibes sostenía un periódico, El Norte de Burgos, sobre su hombro de cazador de palabras y liebres. No era un cantamañanas de la intelectualidad vanamente pomposa y elevadiza, como los que sobrepueblan el panorama actual de lo que se llama narrativa. Delibes era el antiwilly toledo del mundo de la farándula, no estaba interesado en los premios ni en la política de vuelo corto, o largo. Sólo en la caza menor, en las perdices de las palabras que huyen por el trasmonte blanqueado del folio, en las comadrejas que rastrean los surcos sintácticos, en el vocabulario polisilábico de la avutarda o el faisán.

Delibes era un padre de familia que escribió sesenta libros y tuvo diez hijos, poco más o menos. Una vida productiva y procreadora, como tiene que ser. Delibes era el cumplimento del deber en literatura y vida. Sobre el placer, ya no lo sé. Como escritor a mí me gustaba regular. Sólo le he leído tres libros: El camino: que fue lectura obligatoria en el instituto y por eso no podía llegar a gustarme; El Hereje: que me pareció una novela perfectamente construida para un centro comercial; y Los Santos Inocentes: ésta sí me gustó de verdad. Tengo pendiente la lectura de Cinco horas con Mario. Y tengo que darle otra oportunidad a El Camino, para que el escritor me sea resucitado como creo que merece.

***

Descarga gratuita de Cinco horas con Mario

6 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Dale esa otra oportunidad a "El camino" porque es realmente buena. Besos.

Tinta Indeleble dijo...

No me pesa que no le hayan dado el Nobel porque no creo en premios de ningún tipo. Él fue grande y maravilloso sin Nobel. Su ausencia duele y lo seguiremos amando en sus textos.

Besos para ti.

fgiucich dijo...

Una de mis asignaturas pendientes. No he leído nada sobre Delibes. Abrazos.

Alu dijo...

¡Hola!
Tengo que hacer un blog para clase de comunicación y pensaba hacerlo sobre relatos, pensaba crear una base de relatos, un sitio web de intercambio dónde yo escriba los míos y pueda publicar algunos vuestros, por supuesto iría acompañado del blogger que lo escribe (si el blogger quiere) o de un seudónimo y de su dirección de blog para así promocionaros. El sitio web creo que estaría abierto unas dos semanas en principio, si nos gusta la cosa podríamos seguir. Me gustaría contar contigo para empezar a finales de esta semana, si tienes algo de tiempo o tienes algun relato en la recámara (por breve que sea) quisiera que lo compartieras conmigo, por supuesto yo puedo hacer lo mismo contigo y cuentas con mi total disponibilidad para cuando sea, para escribir lo que quieras.

Te lo agradecería mucho y te debería una :D

Muchas gracias.

Esperando que te guste la idea y que participes, Alu.

Estaba pensando en que los posts fueran acompañados de fotos de dibujos, tengo una amiga que tras leer los relatos puede dibujar algo, ¿qué te parece?

Un beso muy fuerte.

Por favor, para contestarme mándame un e-mail a esta dirección o déjame un comentario en el blog.

Fujur dijo...

y el Rey viendo las motos.... en fin...

me pregunto si sigue vivo mi buen sátiro?? ;-)

elecciones 2011 dijo...

Un excelente articulo, tuvo un éxito más que merecido, pues trabajo realmente por todo lo que logro.