viernes, 9 de noviembre de 2007



La impotencia es un problema de nunca acabar (Anónimo).

12 comentarios:

Fujur dijo...

Totalmente cierto ;-)

Felicidades por el nuevo formato!

el trenti dijo...

Veo que has cambiado las paredes del garito...

Depende de que impotencia hablemos... ¿No?

Isa S.B dijo...

Eso parece...
Saludos y gracias por la sonrisa.

botón dijo...

jajajajaaaa


:)

Margot dijo...

Jajajaja. Mudas el garito que no el sentido del humor... ufff, menos mal!! jeje.

Un beso trasteando.

METIS dijo...

si al menos se empieza... quizas algunas lo agradezcan, hay cada egoista por el mundo..:-)

besos

juan rafael dijo...

Hay que convertir en impotentes a los prepotentes.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Un problema para quién. Mucho más descansado, y siempre queda más tiempo para la lectura :)

susana dijo...

ejem me gusta tu nuevo traje...

Peggy dijo...

Bueno nueva casa ...guay :)

Persio dijo...

Fujur: jeje. Gracias

El Trenti: Claro, ahí está el tema: en el doble sentido ;) que siempre ha de quedar en el aire.

isa: a ti.

botón: lo celebro.

Margot: Eso es inmudable, me temo ;)

Metis: Eso suena a queja ;)

Juan Rafael: Toma ya. Eso es contundencia. Lo suscribo al 100%

Luis Amézaga: ¡Bien visto!

Susana, Peggy: Gracias.

Saludosss

SOLOYO dijo...

Yo diría que es un problema de nunca empezar! ;P