lunes, 21 de enero de 2008

La ley Oppia



En el blog de Al-Andar, leemos cuál fue el más antiguo precedente de manifestación femenina.

En el año 195, inmediatamente después de la primera guerra púnica, las mujeres de Roma, formando cortejo, se dirigieron al Foro y pidieron al Senado la abrogación de la Ley Oppia, promulgada durante el régimen de austeridad impuesto por la amenaza de Aníbal, que prohibía al bello sexo los adornos de oro, los vestidos coloreados y el uso de vehículos.
Por primera vez en la historia de Roma, las mujeres tomaban la iniciativa.

21 comentarios:

Sureña dijo...

Ole por ellas entonces..., son el primer antecedente lo que vamos consiguiendo hoy...

Besitos!

Belén dijo...

jajajajajja!!!!!!

Así me gusta hombre, eso de prohibir el oro, habrase visto!

Lástima que aún tuvimos etapas en las que no pintábamos nada :)

besos

LUIS AMÉZAGA dijo...

Hasta hoy que no han dejado de tenerla.

juan rafael dijo...

y ahí empezó la historia del tatuaje.

METIS dijo...

pues ya tardamos mucho¡¡
seguro?? recuerda a lisístrata...
esa si que sabía¡¡

besos

ISOBEL dijo...

jajajaja anda que no eran listas estas romanas, ¿cómo era eso de las carretas...?,siempre me han interesado las mujeres que mandaban a la sombra, besos

Isabel Romana dijo...

Verdaderamente se armó un buen escándalo. Ellas se manifestaron silenciosamente, durante varios días. Hay que señalar, además, que recibieron el apoyo de algunos Tribunos de la Plebe y la oposición de otros, claro. Fue un episodio genial.
Te pongo un enlace en mi página.
Besos, querido amigo.

Eloisemoi dijo...

que interesante... es que las mujeres tenemos muchas agallas jejeje.

Fujur dijo...

Más que la iniciativa... (dudo que en una sociedad matriarcal no la tuvieran...) cogieron la energía necesaria para manifestarse y ocupar un papel, convencionalmente, reservado a los hombres: la acción pública.

siempre es un placer pasarse por aquí ;-)

DoctorBrigato dijo...

La grandeza de Roma todavía nos sigue iluminando. Y enseñándonos.

Persio dijo...

sureña: No hay nada como un olé sureño.

belén: cuando el oro no se prohibe es porque resulta prohibitivo :)

luis amézaga: dos mil años tomando impulso, y hoy ya resultan imparables.

juan rafael: ¿el tatuaje como adorno barato?

metis: Ahora mismo no recuerdo a Lisístrata. Voy a ver si encuentro algo de ella.

isobel: y también las que mandan al sol con la otra parte del dicho de las carretas :)

isabel romana: Muchas gracias por tu apunte. Igualmente, te enlazo.

eloisemoi: como los peces. Tendencias buceadoras :)

fujur: Gracias siempre por tu ilustración, amigo.

doctor brigato: Así es. Más luces por favor.

Saludosss

Blue dijo...

ahora somos todo¡¡¡
BESOS
bLUE

Vade retro dijo...

No conocía esta historia del poder femenino...muy interesante.
Un saludo.

carlota dijo...

seguro que los vehículos de entonces no usaban tanto gasoil...

fgiucich dijo...

Un buen comienzo. Abrazos.

Espineli dijo...

Que ley maa machista! Saludos

Alu dijo...

Gran paso.

Ophir Alviárez dijo...

...Mujeres!!!

OA

mochales dijo...

Mujeres cretenses, mujeres romanas, cojamos al toro por los cuernos. Saltemos, cortemos, hagámosle comprender que somos más fuertes que él, porque no embestimos, pero nos enfrentamos. Mujeres de todo el mundo,cojamos a los toros por los cuernos. A los que los tienen bien puestos, dejémosles correr en libertad.

Persio dijo...

blue: ¡vaya!

vade retro: ¡reveladora!

carlota: sí, a mí también me sorprendió eso de los vehículos. Serían esas hamacas con las que los esclavos llevaban a las patricias, supongo.

fgiucich: ahí empezó todo.

espineli: y antiestética.

alu: gran mano, recuperadora de los collares que le pertenecían.

ophir: ya se sabe :)

mochales: Me quito el sombrero ante tu alegato. Y hasta puede que me quitara los cuernos, si los tuviera. Aunque esto nunca se sabe.

Saludosss

nadie dijo...

Se manifestó femenina tras la primera manzana. Desde entonces nos corren a manzanazos.
Saludos.