martes, 15 de enero de 2008

¿Qué le arrancaron al moro?




Redondos e de a pares hemos todos
He todos nos folgamos de tenellos,
De tipos non fablemos que, de habellos,
Haylos de muchos e diversos modos.

Non sea mi intención encarecellos,
Ni facer alabança si non podo,
Ni fablar con mi boca de beodo
De las mil gracias que los facen bellos.

Sea, más bien, mi suerte el ignorallos,
Ca non podo folgarme en mi tristeza.
Decidió mi señor el arrancallos

E penar desta suerte mi torpeza.
Yo guardián soy agora en su serrallo
Sin poder disfrutar de la belleza.


Félix Álvarez Sáenz

17 comentarios:

METIS dijo...

con lo raro que habla no seran los dientes no?

Evinchi dijo...

Ays, que pregunta, que pregunta.....¡los kiwis!.

Mami que será lo que no tiene el morooooooo.

;)

Muas.

Evinchi dijo...

....o los ojos, que a veces, me voy yo por unas ramas...

Belén dijo...

Que tonta soy...

Me yo no entender castellano antiguo, o lo que sea! jajajajjajaja

Besossss

juan rafael dijo...

¿te has acabado ya la caja de galletas? je,je.

Sureña dijo...

Mmmm.... no sé...teniendo en cuenta que el castellano antiguo no es lo mío... bien podría ser el corazón, la moral, las entrañas ó los ojos... a saber... :))

Besoss!!

SOLOYO dijo...

Fue que sus ojos le arrebataron,
lo que aconteció al pobre desgraciado!

jeje

Persio dijo...

metis: un poco más arriba.

evinchi: jaja, yo también pensé en los kiwis lo primero.

belén: pues es fermosa fabla, doncella.

juan rafael: ¡Famflona! :)

sureña: los ojos, parece.

soloyo: ¡Bingo!

Saludosss

Eloisemoi dijo...

Me gustaría oirlo recitar...seguramente suena bastante mejor bien declamado en vivo. Un guiño, nos leemos.

yaves dijo...

los ojos? iba muy mal encaminada, yo creí que hablaba de los wevos..pues si que lo entendí mal jaja
saludoss

fgiucich dijo...

Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Saludos.

Fujur dijo...

también existían eunucos gallegos??? pensaba que eran todos negros! ;-)

de todas formas.... los eunucos sabían complacer de diferentes formas, de hecho, esa era otra de sus funciones, con la garantía de no poder dejar ni descendencia ni enfermadades como la sífilis!

Margot dijo...

Y haberlos haylos, que teniéndolos sirven de bien poco.

Por consolar al moro, pobre...

Un besote!!

Lara dijo...

¿Eing? me lo explique por fa ;)
Besos ¡muam!

Ana R dijo...

Así y todo la fermosura del soneto es evidente...¡¡Ay!! otro día pon algún fragmento blasfemo.Lástima que autores como este no sean tan conocidos.

Gracias.

Un abrazo

LUIS AMÉZAGA dijo...

Pobre hombre sin contrapesos.

ISOBEL dijo...

jo, sin poder disfrutar de la belleza, no serán los ojos? ;)