sábado, 1 de septiembre de 2007



Se dice que un gato siempre cae de pie. Igualmente se dice que una tostada siempre cae del lado de la mantequilla.

Entonces: si atamos una tostada a la espalda de un gato y lanzamos el conjunto, ¿cómo caerá la cosa?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

AJAAAAAAAAAAAA
ME ALEGRASTE LA TARDE

Persio dijo...

Tu alegría es mi alegría.

Un saludo