viernes, 12 de octubre de 2007

El negro literario



Una falsa polémica sobre los negros literarios. A Fernando Sánchez Dragó se le quedó un micrófono encendido mientras confesaba que su último libro no lo había escrito él. Pero lo cierto es que así lo reconoce ya en el prólogo del libro (que no sé si decir suyo). En cualquier caso, ahí está el tema de los negros literarios, plumillas de pelaje oscuro y escasa remuneración, irreconocibles, ignotos, que dan brillo y esplendor a quienes tienen la imagen y el tirón comercial suficiente como para sacar adelante un proyecto editorial. Unos ponen la cara y otros sudan la gota gorda. Y eso que Fernando me cae genial, no creas; al menos reconoce la negritud que tiene a su alrededor. No como otros.
¿Para cuándo la liberación de los negros literarios?

1 comentario:

corazón verde...corazón de letras dijo...

Te aseguro que desde que se que existe la figura del negro literario estoy alucinando en colores. Esta es mi opinión sobre el tema, como es algo larga te dejo la dirección aqui:

http://corazonnatura.blogspot.com/2011/08/resultado-de-las-encuestas-ponga-un.html

http://corazonnatura.blogspot.com/2011/08/negros-literarios.html
Un saludo.