jueves, 5 de junio de 2008

Por curioso



Ahí va una leyenda que contaban las madres a sus hijos en la región de Bigorre, en el Pirineo francés:

Había un niño travieso que tenía la mala costumbre de espiar bajo las faldas de las mujeres en cuanto se le presentaba la menor ocasión. Un día, una mozuela algo mayor que él, por supuesto forastera, además de muy desenvuelta, le dijo que a cambio de que se quitase el escapulario de la Virgen que colgaba de su cuello, ella le enseñaría una cosa muy importante que escondía bajo las faldas. Aunque medroso, el niño accedió a la inesperada petición, tal era su curiosidad, y arrojó temerariamente el escapulario sobre unas zarzas. Luego todo pasó de manera vertiginosa: la moza se alzó la falda muy divertida, mostrando con todo descaro una entrepierna muy peluda, e invitó al asombrado chiquillo:
-¡Anda, acércate más, que así podrás ver mejor!
Obedeció el mocoso. E inesperadamente surgió de en medio de aquella pelambrera oscura una culebra larga y negra, tan gruesa como el brazo de un hombre adulto, con unas fauces dotadas de unos afiladísimos colmillos, que se abalanzó fieramente contra él. Trató de recular el crío, asustadísimo, pero fue completamente en vano, pues la culebra le mordió en el cuello mientras la moza reía y reía como una loca.

12 comentarios:

ISOBEL dijo...

que manera de meter miedo a las pobres criaturas, besos

Apolonio-de-Rodas dijo...

Desde luego hace falta tener mala leche para contar esa historia a los nanos.
Saludos

Ludovica dijo...

Si es que de tanto pelo no puede salir nada bueno...

juan rafael dijo...

Y al final ¿quién ganó?

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

joeeeeeeeeeeee, que manera de educar a los niños

un abraoz.

Ogigia dijo...

¡¡ays la curiosidad!!

Isabel Romana dijo...

Verdaderamente, persio, aunque la moza fuese forastera no había motivos para tratarla tan mal.
Esta historia da para escribir un tratado... Besitos.

Persio dijo...

isobel, para que sepan lo que vale un peine ;)

apolonio, bueno, tampoco se van a traumatizar. Que el nene ya tenía 10 años.

ludovica, jajajaj, muy bueno.

juan rafael, la culebra ganó.

fernando sánchez postigo, como la educación de ahora, vamos, en la que a los niños se les dice que tienen dos mamás o dos papás, o engendros educativos parecidos. Al lado de eso, la culebra es un engendrito de andar por casa.

ogigia, ¿la curiosidad perdió al gato?

isabel romana, lo que viene de fuera corrompe el valle :)))

Metis dijo...

anda, habria pensado yo que era un travesti...

râga dijo...

de acuerdo con metis...

eso también es "educación sexual", de la peor...

igual pues, dos besos

Persio dijo...

metis, jeje, no lo había pensado, pero mira, sí.

raga, yo no la veo tan mala, esa educación, tiene su gracia.

Alu dijo...

Cuanta maldad!!! jiji!!

Un beso!