sábado, 14 de junio de 2008

Sainte Laurent



Me llega un correo desde la Argentina:


El repentino y entristecedor "paso" de mi modisto personal Yves Saint Laurent motiva varias acciones de urgencia:

una) partir raudamente a Paris para asistir y acompañar a la familia; no voy en mi jet privée porque tanto yo como mi piloto estamos muy consternados y no podemos concentrarnos en las maniobras de decolaje y aterrizaje...

dos) cancelar y postergar otras reuniones de trabajo y sociales por obvias razones; una no se queda todos los días "así porque sí" sin modisto... y no es cosa de andar por el mundo hecha una mamarracho vestida de Valentino o de Balenciaga...

tres) declarar duelo internacional por no menos de 23 semanas; se impone el uso obligado del noir para todo momento.

cuatro) rememorar su genio creador y su buen gusto en la selección de su selecta clientela guardando un minuto de silencio en cuanto té social participemos.

quinto) girar a la cuenta # 543-8765-0001-43987 del Credit Lyonnaise du Paris, titular Carla Brunni de Sarkozy la suma de 475.000 EU para las flores y los arreglos pertinentes; sumarle los gastos personales de viáticos y reservas en el Ritz para nuestras comitivias.

sexto) no molestar por teléfono al viudo a no ser que seas del estricto y exclusivo círculo de pertenencia social del que sólo unas pocas somos miembros (con perdón de la palabra).

séptimo) aunque parezca obvio... OBVIO que todas vamos a llevar los vestidos que él mismo nos hiciera para dilectas ocasiones mundanas; se impone frivolidad y estilo.

octavo) un "must" será llevar en el llaverito colgante de la cartera un bonito portaretratos de acrílico con alguna foto a su lado a modo de "salvoconducto" para que los agentes de seguridad identifiquen nuestra presencia debajo de las mantillas negras ocultando el dolor y el pesar en nuestros mustios rostros de duelo.

noveno y último) nada de perfumes... ni champagne... ni sexo ocasional... ni escotes... ¡¡ni nada de nada!! como decimos siempre: primero la amistad incondicional a quien por décadas nos hiciera parecer más bellas de lo que por genética y narturaleza tenemos las mujeres que nacimos rubias y flacas y de piel nívea.

Réene Ivonne Elyzabeeth Orly Pichi

8 comentarios:

Camille Stein dijo...

la santidad de Yves es uno de los pocos motivos justificados de duelo permanente...

... la revolución en la vestimenta ha dado paso a una etapa histórica llena de avances sociales y reivindicaciones cumplidas

... un creador para todos los públicos... eso sí, exclusivo :)

gracias por tu visita :)

un abrazo

Isabel Romana dijo...

¡Horrible! ¿De modo que tengo que guardar 23 semanas de luto? ¡Oh no! Supongo que en mi isla privada podré vestirme o desnudarme de color, no soporto el noir todo el tiempo. Besitos compungidos.

Lena dijo...

Suerte que noir me queda bien...

Isabel, guapa, invitame e tu isla...mira que me ahogo de cemento madrileño, te piedad!

jaja

Besos

Metis dijo...

Dios le tenga a su lado, no estoy de bromas para personas que nos dejan, sean quien sean.

Toupeiro dijo...

Lo siento por el y sus seres queridos pues a mi me la refanflinfa.

susana dijo...

uy yo la ultima la llevo muy mal, me encantan los escotes y del sexo ni hablar, así q supongo q este creador podrá pasar sin mi apoyo en ese area, no?...

yo he aprendido que el se puede hacer humor para honrar a alguien, como en este caso, unos minutos para recordarle...

Mary dijo...

MUY TRISTE LA MUERTE ¡¡

Persio dijo...

camille, no sabía que fuera tan grande y tan santo, Ives.

isabel romana, un noir es lo máximo para las noches de verano. Durante el día, con el calor, la transparencia.

lena, le mando nota para que te invite a la isla. Igual me apunto.

metis, descanse en paz, Ives.

toupeiro, parece que tenía muchos seres queridos en el mundo de la moda.

mary, hay que compensarla con un poco de chanza.

Saludos