domingo, 1 de junio de 2008

Marco Valerio Marcial



¿Quién dijo que los clásicos no son divertidos? Veamos algunas reflexiones de Marcial, extraídas del Epigrammaton libri:

Si recuerdo bien, tenías, Elia, cuatro dientes: una primera tos te echo fuera dos, y otra, otros dos. Ya puedes toser tranquila durante días enteros: una tercera tos no tiene nada que hacer ahí.

La multitud de clientes grita en tu honor tan inmenso bravo, Pomponio, porque tu cena es elocuente, no tú.

El que cree que Acerra huele al vino del día anterior, se equivoca: Alcerra bebe siempre hasta el amanecer.

Cuando a tu esclavo le duele la minga, a ti, Névolo, te duele el culo. No soy adivino, pero sé lo que haces.

8 comentarios:

Botón dijo...

jajajajajaa
sardónico Marcial...

:)

Toupeiro dijo...

jajajaja Bonita adivinanza.

carlos martinez dijo...

SE LO QUE HACES ja ja ja ja aj . A ver, con esas pistas...ja ja ja

Metis dijo...

no tenia un pelo de tonto no.. era calvo?

jeje

besos

Isabel Romana dijo...

Hay un epigrama que me hace a mí mucha gracia y al que le encuentro aplicación en mi propia vida:

"Me preguntas, Lino, qué me renta mi finca de Nomenta./ Que no te veo a tí, Lino. Eso me renta."

Besitos.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Sólo pruebas circunstanciales.

Alu dijo...

Sí, estos clásicos eran muy cachondos!! XD

Un beso!

Persio dijo...

botón, ¡lo es! Y eso que me he controlado a la hora de elegir los epigramas posteables.

toupeiro, celebro que te guste ;)

carlos martínez, un lince, ¿eh?

metis, pues no lo sé. En la imagen no lo parece.

isabel romana, qué bueno. Gracias.

luis, faltan los móviles ;)

alu, y eso que no he puesto las más subidas de tono ;)